Inicio

Llamado previo

«Infinitamente agradecidos».

A la vuelta de «Peregrinea 2022»

Quizás no sólo gotas, quizás también río, tal como sugiere el Maestro Thích Nhất Hạnh. Quizás  también avance colectivo, comunión andante cuando llegamos a los robledales gallegos, cuando alguien levanta la bandera de la Tierra y nos embarga la emoción  de ir juntos y juntas tras el Alto Ideal.

Si la devolvíamos a primera hora, nos ahorrábamos un día de alquiler. Bajaba alegre, incluso cantarina, como nosotros. La carretera estaba despejada y la furgo se deslizaba ligera con su gran cajón vacío. Es un gozo culminar la experiencia con la devolución de ese vehículo que tanto servicio nos ha prestado. Ya no cargaba grandes cazuelas ni carpas, ni tomates ni patata. Avanzaba vacía y sin embargo  el alma colmada de satisfacción de la misión cumplida.

En el trayecto hasta Estella hemos tenido ocasión de repasar los rostros de las casi sesenta almas que nos han acompañado en estos días de peregrinaje, gente extraordinaria, de una gran calidad humana, llenas de espíritu de comunión y servicio. Cada una de esas almas sin excepción han sido ejemplo y enseñanza. Repasamos el último abrazo que nos propinamos al final, el puro, hondo y fraterno amor que envolvió ayer la despedida en Santiago de Compostela Ha sido una suerte y un honor caminar con gentes tan generosas, alegres y serviciales.

No sabemos por dónde seguiremos caminando, pero lo queremos hacer juntos/as. No sabemos que nuevos peregrinajes nos aguardan, por dónde avanzarán nuestros pasos ignorantes, despistados pero los queremos dar junto al conjunto de la humanidad. Ahora toca recogimiento, el invierno nos esboce el discurrir de nuevas Sendas sagradas.

Culminamos un verano sumamente intenso en el que las tres grandes actividades, Foro Espiritual de Estella, Campamento de Conciencia y Peregrinación de Ourense a Santiago se han saldado muy positivamente. Cada día se nos acercó cargado de dicha, de unas bendiciones que aún apenas somos capaces de descifrar.

No nos cabe dentro el agradecimiento. Todo discurrió con bien, con gran unión y alegría. Ahora nos recogemos para vislumbrar mejor, sobre todo agradecer infinitamente agradecer.


Llamado previo

Volvemos a compartir los pasos. Estamos preparando con ilusión la Peregrinación de este agosto desde Ourense hasta Santiago . En otoño lo anduvimos primero en silencio, atención y devoción; ahora lo hemos hecho en coche para poder atar todos los cabos, para conocer a los hospitaleros, los lugares donde abastecernos, las paradas obligatorias…


Volveremos en cuanto el estío empiece a ceder. Nos bañaremos de nuevo en esa atmósfera de ensueño. Sobre todo volveremos juntos y juntas  para cantar, henchidos de agradecimiento, a la Creación y a la Vida, a la suerte de mantenernos unidos en estos tiempos por encima de todo privilegiados.

Querida familia peregrina:

Un placer compartir con cada uno de vosotros y de vosotras esta aventura hermosa. El Cielo nos ampare en este peregrinaje que en breve realizaremos, Cielo mediante, desde Ourense hasta Santiago. Siempre por delante el Alto Ideal, podamos constituir verdadera Comunión puesta en marcha, revivir el auténtico espíritu peregrino que contagia silente fe, esperanza y solidaridad en cada una de sus jornadas; podamos ser humildes caminantes que divisan siempre un superior cometido, elevar con nuestros pasos la ancestral Senda sagrada.

Hemos puesto toda nuestra ilusión y capacidad en la organización de este peregrinaje colectivo que esperamos deje un buen recuerdo en cada uno/a de cuantos lo integramos. Es muy probable que tardemos en tocar la caracola y llamar de nuevo a algún kilómetro “0” en cualquier otro lugar. Es por ello que la peregrinación de este verano cobra para nosotros un significado especial. Nuestro equipo organizador y cocinero es amplio y lo constituimos: Selene, Eva, Ana, Olga, Tona, Cosqui, Carmen, Mercedes, Isabel, Poli, Koldo Belasko y Koldo Aldai. Cada uno de nosotros haremos todos los posibles para que el peregrinaje discurra con bien. Intentaremos subsanar todos los desafíos que de seguro nos saldrán al paso. Son tiempos de gran concurrencia en el Camino con los problemas añadidos que ello eventualmente pueda conllevar.

Estos días está habiendo mucho movimiento de altas y bajas. Al día de hoy, contando con el equipo mencionado constituimos un grupo de alrededor de 68 peregrinos. La cita es como sabéis, al mediodía del sábado 21 de Agosto en Ourense. Cada quien ya ha de saber a estas alturas en cuál de los dos albergues: “Aguas Quentes” o “Grelo” se aloja.

El primer día es el más complicado logísticamente para la organización. Arrancamos en una ciudad con las dificultad de instalar nuestra cocina que ello implica. La cocina no se instalará en principio en ninguno de los dos albergues, a no ser que llueva o haga mal tiempo. Ambos albergues están en la ciudad y no nos proporcionan los lugares tranquilos y en comunión con la naturaleza que buscamos. Tenemos ya algunas opciones exploradas junto al río. El equipo intendencia llegaremos, Dios mediante, el 20 de Agosto a Ourense con tiempo para tomar la decisión definitiva con respecto a ese lugar de cocina. Os lo comunicaremos por este medio, al igual que muchas otras informaciones a lo largo de la peregrinación, de ahí la importancia de que todos y todas integremos este grupo whasap.

El Cielo nos brinde su protección y guíe nuestros pasos. Vamos de nuevo juntos con toda nuestra fe y superior anhelo hasta la Ciudad Sagrada. Ultreia et Suseia!! Fuerte abrazo de la parte de todo el equipo y hasta el próximo domingo si Dios quiere.

Juntos y juntas a través de la Galicia profunda

“Peregrinea 2022”,  si Dios quiere,  transcurrirá entre Ourense y Santiago, un sendero que nos sumerge en la Galicia  profunda, cargado de encanto. Será entre el 21 y el 31 de Agosto. 

Pondremos conciencia y reverencia a cada paso, solidaridad a la hora de contar etapas y peregrinos (un peregrino, una jornada de camino, un euro para una causa solidaria) Al atardecer nos sumergiremos en temas de historia sagrada con Koldo. Al anochecer Selene sacará la música y nos enlazaremos las manos, danzaremos en comunión. Podéis compartir  esta info entre vuestra  gente.

¡Ultreia et suseia!

«Comunión que camina» 21- 31 de Agosto de 2022

La inmensa mole granítica del Monasterio de Oseira quedaba atrás sumida en su silencio antiguo. La fastuosidad del Escorial gallego imponía su pétreo aplomo en mitad del valle, pero a nosotros, pese a la lluvia y el viento incesante, nos llamaba un hilo de vida saltarina escondido entre la maleza, nos atrapaba el suave canto del río.

El barro omnipresente no lograba enfangar el cuadro del encanto. Caminamos en silencio, reverente, «besábamos el lugar con nuestro pies» (Thich Nhat Hanh), pero no lo podíamos transformar en paraíso sencillamente porque ya lo era. Nunca caminamos solos si así es nuestro anhelo. La compañía es siempre que nuestro corazón se abre. No era difícil por lo tanto sentir la presencia del grupo avanzando por ese camino de magia, por ese sendero que nos conducía directos a otra dimensión donde la belleza es omnipresente. Aún con todo el frío invernal, con toda la lluvia calando nuestros cuerpos vivíamos el calor del grupo y del verano, la calidez de la fraternidad sorteando los mil y un charcos fundidos al final del sendero con el río.

La belleza desbordada invita también a una fraternidad que supera los límites habituales. Estamos preparando con ilusión la Peregrinación de este agosto desde Ourense hasta Santiago (www.peregrinea.org). En otoño lo pateamos primero en silencio, atención y devoción; ahora lo hemos hecho en coche para poder atar todos los cabos, para conocer a los hospitaleros, los lugares donde abastecernos, las paradas obligatorias…, para también terminar de enamorarnos de esta tierra tan húmeda como acogedora. Atrás quedaba la Cascada (Fervenza) de Toxa y el Mosteiro de Carboeiro. En la Ferbenza bendijimos a Dios a corazón abierto a la vista de sus maravillas. Después de hacer la Creación, se entretuvo con el agua siempre inquieta. La invitó a jugar y dar grandes saltos, todo para nuestro recreo, para nuestro asombro y seguro regocijo.

En el Monasterio de Carboeiro volvimos en la historia hacia atrás a grandes zancadas. Nos atrapó un tiempo antiguo, una sed de naturaleza y soledad, una invitación al retiro como no habíamos sentido en otros lugares. Sólo el frío, la lluvia y el granizo lograron juntos sacarnos de esa magia sin par. A unos kilómetros de allí, tomamos finalmente la autopista, pero no quitamos la mirada del retrovisor de verde abundante, piedra añosa y cascada siempre nueva.

Volveremos en cuanto escampe. Nos bañaremos de nuevo en esa atmósfera de ensueño. Sobre todo volveremos juntos y juntas en el verano para cantar, henchidos de agradecimiento, a la Creación y a la Vida, a la suerte de mantenernos unidos en estos tiempos por encima de todo privilegiados.

Danzas meditativas en Santo Toribio. Culminación de la peregrinación lebaniega. Peregrinea 2021